En las escuelas encontramos gran variedad de alumnado al que debemos dar respuesta. Entre ellos están los alumnos con Trastornos Generalizados del Desarrollo.



Este grupo es muy amplio y a veces, no encontramos (y/o desconocemos) los recursos existentes específicos para trabajar con este colectivo. Lo que se pretende con este blog es dar respuesta a las necesidades de nuestros alumnos con TGD. Sabemos que éstas son interactivas y cambiantes, pero “grosso modo”, las principales son: focalizar la atención (con técnicas concretas que se colgarán en el blog); asegurar un ambiente plenamente estructurado y sin estímulos distractores (a través de pictogramas a los que se podrá acceder); integrarse en su grupo de referencia y con otros niños de su edad y desarrollar con ellos distintos tipos de juego (se tendrá acceso a varios proyectos de patio sobre los que trabajar esto); regular las conductas en distintas situaciones, fomentando la participación; establecer interacciones sociales exitosas (uso de mediadores y habilidades sociales); aprender a conocer y comunicar emociones propias y de los demás (a través de la caja de herramientas emocionales o el termómetro de las emociones, entre otros); establecer diferencias entre unas personas y otras a través del vínculo de apego que les une a ellas y conocer con cuáles se puede tener más confianza (a través de los Círculos de Confianza); anticipar y aceptar los cambios de rutina (la inflexibilidad también se trabajará a través de pictogramas); realizar actividades de ocio / tiempo libre para relacionarse con iguales (se propondrán posibles asociaciones para llevar ésto a cabo); que todos los que les rodean acepten sus diferencias frente a otros compañeros y sus características concretas (se propondrán unas Jornadas de Sensibilización a las Diferencias).

domingo, 6 de marzo de 2011

Intervención en TGD: deteccion temprana y diagnóstico.

Para diagnosticar el autismo no hay unas pruebas físicas válidas ya que la mayoría presentan un aspecto físico normal, y tampoco unas psicológicas.

La detección de la tríada de deficiencias y unas conductas repetitivas y rígidas son esenciales para diagnosticarlo. Hay que tener en cuenta que la persona con quién esté el niño en ese momento, la educación y personalidad influyen en el comportamiento que realice en determinado momento, por lo que es necesaria una historia personal lo más completa posible, la observación de la conducta del individuo en diferentes entornos, unos test psicológicos,... para poder diagnosticarlo.

Una vez hecho, las dificultades se presentan a la hora de clasificarlo en un subgrupo y otro: autismo de Kanner, Asperger, “autismo atípico”, otro TGD, trastorno desintegrativo infantil, “Síndrome de evitación patológica de la demanda”,.... Cada persona tiene un cuadro clínico diferente y si lo unimos a las dificultades de encuadrarlo en un subgrupo u otro, vemos que es mejor no perder el tiempo en eso, diagnosticar el autismo lo antes posible y evaluar las capacidades del sujeto para pasar a la intervención rápidamente.

Detección temprana y diagnóstico.

Antes de realizar cualquier intervención es imprescindible realizar una detección temprana efectiva y un buen diagnóstico de los pequeños, los cuales se realizan actualmente partiendo de las características psicológicas que definen el cuadro autista.

Hasta los tres primeros años de vida el autismo no suele diagnosticarse, aunque puede que sus síntomas estén presentes mucho antes, por lo que hay que investigar si los padres tienen alguna sospecha de que algo “no va bien”, y ver qué es lo que pasa realmente. Pero normalmente hasta esa edad no se diagnostica, ¿por qué sucede esto?, porque muchos de los médicos, para no equivocarse, prefieren esperar a ver si los síntomas observados desaparecen con el tiempo ya que en ocasiones presentan unas conductas que también se observan en niños con un desarrollo evolutivo normal; otras veces los pediatras desconocen los cuadros autistas y en otras ocasiones los síntomas no aparecen de forma general, sino gradual, después de un periodo de desarrollo normal. A pesar de esto no deja de ser de vital importancia una detección precoz para poder aplicar lo antes posibles unos cuidados, tratamientos y planificaciones educativas adecuados, además de apoyos e información a las familias para reducir el estrés y la angustia que lleven consigo.

Se pueden tomar como indicadores de autismo típico (de 18 a 36 meses) algunos déficits evolutivos propuestos por A. Rivière y otros que los complementan:


- Sordera aparente paradójica con falta de respuesta a llamadas e indicaciones.
- No comparte focos de atención con la mirada.
- Tiende a no mirar a los ojos.
- No mira a los adultos para comprender situaciones que le interesan o extrañan.
- No mira lo que hacen las personas.
- No suele mirar a las personas.
- No reconoce emociones en otras personas: poca implicación emocional u nulo reconocimiento de emociones.
- No sabe reconocer sus emociones: porque no sabe qué ni por qué sucede algo, como controlarlo y qué hacer si vuelve a encontrarse en esa situación .
- No sabe manejar emociones, teniendo rigidez de conductas y un ambiente estructurado.
- Hay dificultades en la Teoría de la Mente, como expuse anteriormente.
- Dificultades para manejar emociones e interactuar con los demás: en la adolescencia, algunos son conscientes, con tristeza, de que todos sus intentos por relacionarse con los demás, fracasan. - Presenta juego repetitivo o rituales.
- Se resiste a cambios de ropa, alimentación, itinerarios o situaciones.
- Se altera en situaciones inesperadas o que no anticipa.
- Las novedades le disgustan.
- Atiende obsesivamente una y otra vez a las mismas películas.
- Tiene rabietas en situaciones de cambio.
- Carece de lenguaje y, si lo tiene, lo emplea ecolálicamente o de forma poco funcional.
- Resulta difícil compartir acciones con la persona.
- No señala con el dedo para compartir experiencias ni para pedir.
- Pasa por las personas como si no estuvieran.
- Comprende “selectivamente” lo que le interesa.
- Pide las cosas llevando de la mano.
- No suele iniciar las interacciones con los adultos.
- Para comunicarnos con ellos hay que ponerse frente a frente y producir gestos claros y selectivos.
- Ignora a los niños de su edad sin jugar con ellos.
- No realiza juego de ficción.
- No da la impresión de complicidad interna con las personas que le rodean, aunque las tenga afecto.

Pese a esto, aquellas personas que cuenten con un alto funcionamiento intelectual, presencia del lenguaje y/o competencias comunicativas, una detección e intervención temprana, un tratamiento y entorno adecuados y estabilidad emocional, tendrán una mejor evolución y pronóstico.

3 comentarios:

  1. Hola!
    Tengo una niña de 7 años y la llevo con neuropediatra por TDA pero empiezo a sospechar que hay algo más que eso,tiene conductas de Síndrome Asperger y me siento muy desesperada porque no se a quien más acudir quiero ayudar a mi hija a llevar su vida normal, ella ha sido victima de muchos abusos físicos y psicológicos en la escuela, me imagino que es por esta condición, tiene movimientos estereotipados, es repetitiva en algunos temas que son de su agrado, no llega a comprender bromas o comentarios, etc, pueden orientarme por favor??

    ResponderEliminar
  2. M parece q tendrías q consultarlo con una psicopedagoga, para q puedas complementar sobre el tratamiento y todas tus dudas, y no dejes d insistir con tus dudas xq una madre sabe cuando algo no está bien.
    Suerte!

    ResponderEliminar
  3. tengo un niño de 6 que en 2 meses cumple 7 lo estoy llevando a un grupo ( sicologa, sicopedagoga, fonoaudiologa ) pero en realidad no me gustan , son recien recibidas y estan mas preocupadas por que la obra social pague que por el adelanto del niño, que digamos este esta cada vez con mas rabietas, pelea e insulta a sus hermanas y compañeros de jardín, rebelde rebelde, le comente esto a ellas y me dijo que raro conmigo se porta bien, sisi conmigo solo también pero con niños alrededor se pone irritable, y dice capaz celos , y después pienso y el jardín ??? ahi no estoy yo y pega muerde golpea , tengo que soportar las quejas de los padres que con justa razón se quejan, no veo adelanto en la terapia. lo veo cada vez mas malo . y esta obra social son las profecionales infantiles que tiene.. Que hacer..????

    ResponderEliminar